... al final del camino. Una recompensa para sus sentidos.

Las recetas de Pura

Receta “Carpaccio Boletus”

 

Escogemos unos boletus pequeños y en buen estado y los laminamos muy finos con una mandolina. Untamos un plato de servir con un diente de ajo y colocamos encima los boletus laminados que regamos ligeramente con un aceite de oliva virgen extra y reservamos en la nevera.

Por otra parte picamos el pie de otro boletus para obtener un picadillo fino.

En un cuenco hacemos una vinagreta con tres partes de aceite vírgen extra por una de vinagre de Módena y mezclamos.

Sacamos los boletus laminados de la nevera  y los condimentamos con el picadillo, la vinagreta, un poco de queso curado rayado y unas escamas de sal Maldon. Finalmente adornamos el plato con una hoja de romero.

Receta de lamprea

Sumergimos la lamprea en agua caliente durante unos 20 minutos y a continuación procedemos a limpiarla bien y a rascar su piel pero teniendo cuidado de no pincharla. A continuación debemos retirarle la tripa, dándole un corte longitudinal desde la cabeza hasta la barriga y tirando de los intestinos para que salgan enteros.

En la misma cazuela donde la vamos a guisar le damos unos cortes en la piel a la lamprea, aprovechando toda la sangre que podamos.

En una sartén con muy poco aceite ponemos a pochar una cebolla grande y 8 dientes de ajo muy picaditos, 2 clavos, unos granos de pimienta negra, perejil, unas cortezas de pan y el hígado de la lamprea (si estuviese limpio). Una vez pochado añadimos una botella de vino blanco y lo dejamos evaporar.

Pasamos esta mezcla por el pasapures y se lo añadimos a la lamprea con su sangre en su cazuela, si nos falta líquido podemos añadir un poco de agua. Salamos y ponemos la cazuela a cocer con su tapa, colocando debajo de esta un papel de estraza y dejandola a fuego bajo durante tres cuartos de hora. La dejamos reposar unos cinco minutitos y está lista para comer.

Servimos la lamprea acompañada de arroz blando y unos picatostes de pan frito en aceite.